¿Cuándo comenzaron las sinagogas? La función de la sinagoga en el Judaísmo del Segundo Templo

293

Según los evangelios del Nuevo Testamento, Jesús enseñaba a menudo en las sinagogas, una de las cuales estaba en Capernaum (Marcos 1:21-28), en el norte de Israel. El libro de los Hechos sugiere que el apóstol Pablo también enseñó en las sinagogas (Hechos 17:1-2). Pero, ¿qué eran exactamente las sinagogas en el siglo I d.C..? ¿Eran diferentes de las sinagogas modernas? Las respuestas a estas preguntas no solo iluminan las historias del Nuevo Testamento, sino que también arrojan luz sobre los primeros años de una importante institución judía.

“Sinagoga” es una palabra griega que literalmente significa una reunión de personas, pero también se refiere al lugar de reunión. Aunque el origen de la sinagoga como institución judía no está claro, hacia el siglo I d.C. se encontraban tanto en Palestina como en la Diáspora, donde se usaban para una variedad de necesidades comunales: como escuelas (Josefo, Antigüedades 16.43), para reuniones comunales comidas (Josefo, Antigüedades 14.214-216), como albergues, como tribunales (Hechos 22:19), como lugar para recolectar y distribuir caridad (Mateo 6:2), y para reuniones políticas (Josefo, Vida 276-289). El culto también tuvo lugar en las sinagogas del primer siglo, aunque esto no se convertiría en algo parecido al culto de la sinagoga judía moderna hasta mucho más tarde. No obstante, la lectura e interpretación de la Torá y los Profetas está bien atestiguada en las sinagogas del primer siglo (Hechos 15:21), y aunque los eruditos no están de acuerdo sobre el alcance de las oraciones comunitarias, las fuentes literarias sugieren que los judíos orabann en al menos algunas sinagogas en este momento (Mateo 6:5; Josefo, Vida 280-295).

Dado que las sinagogas del primer siglo eran instituciones comunales locales, no sorprende que no haya evidencia de un grupo centralizado que determinara lo que ocurría dentro de ellas. Aunque los eruditos solían suponer que los fariseos (los probables precursores de los rabinos) estaban a cargo de las sinagogas, la mayoría de las fuentes del primer siglo identifican a los ancianos, sacerdotes y archisynagogoi (en griego, “jefes de sinagogas”) como los líderes de las sinagogas (Filon , Hipotetica 7.12-3, Inscripción de Teodoto, Marcos 5:22-23). El liderazgo rabínico de las sinagogas (que es con lo que estamos familiarizados hoy) fue limitado en los primeros siglos d.C. y no cristalizó hasta el período medieval.

Aunque las fuentes literarias prueban que existieron sinagogas del primer siglo, hay pocos restos arqueológicos. De hecho, la sinagoga que se encuentra hoy en Capernaúm se construyó varios siglos después de la época de Jesús, y se discute la evidencia de una sinagoga del primer siglo. No obstante, quedan restos de algunas sinagogas del primer siglo en Israel y Palestina, incluidos edificios en Gamla, Masada y Herodión. A diferencia de las sinagogas de siglos posteriores, que se identifican por los muebles utilizados para el culto y las inscripciones y el arte judío, las sinagogas del primer siglo no tenían características “judías” y eran simplemente edificios públicos con bancos a lo largo de las paredes. En otras palabras, los edificios reflejaban el papel principal de las sinagogas como centros comunitarios judíos, con el culto como uso secundario del espacio.

Hasta el año 70 E.C., el centro del culto judío era el templo de Jerusalén, donde un sacerdocio hereditario ofrecía sacrificios como se describe en la Biblia hebrea. Dado que la adoración en la sinagoga no era un requisito bíblico, muchos judíos del primer siglo probablemente no la consideraron necesaria. Por lo tanto, aunque se encontraron sinagogas en algunas comunidades del primer siglo, su estatus como lugares de culto fue limitado hasta después de que el templo fuera destruido en el año 70 E.C. Sin el templo, las sinagogas proporcionaban instituciones comunales ya establecidas que finalmente se convertirían en los nuevos centros del culto de adoración judía.

Chad Spigel
Assistant Professor, Trinity University, San Antonio, Texas.
Autor de Ancient Synagogue Seating Capacities: Methodology, Analysis and Limits.
https://www.bibleodyssey.org/places/related-articles/first-century-synagogues