¡Jesús es el Evangelio!

781

Algunos me han dicho, que, si no creo en la segunda venida, premilenial y pre-
tribulacional, no creo en el evangelio. Otros me han dicho que si no creo en
la unión sacramental (la otra forma que los Luteranos le dicen a la co-
substanciasion), no creo en el evangelio. Otros me dicen que si no creo en los
5 puntos del calvinismo (ojo, no eran puntos Calvinistas, sino Arminianos) no
creo en el Evangelio. Otros dicen que si no creo en la justificación por fe
SOLA (la creo, pero ¿dónde queda el ladrón en la cruz, al cual Jesús en persona
le ofreció salvación?) no creo en el Evangelio. Otros dicen que si no creo en
los 9 (ejem, son 27 según la biblia) dones del Espíritu no creo en el
Evangelio. Otros dicen que, si no crees que Dios te quiere prosperar, no crees
en el Evangelio. Otros dicen que si no crees en el libre albedrio, no crees en
el Evangelio. Otros dicen que, si estás de acuerdo que una mujer sea pastora, no tienes el evangelio. Otros dicen que si no crees en la inerrancia de la biblia no crees en el evangelio. En fin, cada uno sale con su versión del Evangelio, y si se
fijan, ninguno apunta específicamente a Cristo. Yo antes, cuando tenía como 14
años, decía que, si no tenías un apóstol como cobertura, no tenías el
Evangelio. Así que sé muy bien lo que es poner cualquier cosa antes de Cristo,
y por eso creo que puedo dar un buen diagnóstico sobre ello.
Cristo es la buena nueva, pues es el, y lo que él hizo, tenemos nuestra salvación.
¡Él es el Evangelio!!

23 pero nosotros predicamos a Cristo crucificado, piedra de tropiezo para los judíos, y necedad para los gentiles;