¿Es lo “perfecto” el cierre del canon biblico? El don de lenguas y la Biblia

295

El hablar en lenguas, en muchos círculos, se ha tornado en el shibolet de la ortodoxia.  No solo en un blog, sino en muchos, veo como el don se denigra, por el abuso y mal uso del don.  Pero, ¿es razón de rechazar el don por su mal uso y abuso?  Pablo no lo vio así en I Corintios 12-14.

Pablo dio muy buenas pautas sobre el uso del don de lenguas.  Por lo visto, Jesús vio ese don vigente hasta su venida, cf. Marcos 16:15-18. El único don de que no vemos en las escrituras que Jesús menciona ahí, es el tomar ‘algo venenoso’, pero algunos, han querido proponer que por lo tanto, el don de lenguas debe de ser rechazado.  Esto no es buena exegesis, sino que es una forma muy superficial de tratar con el texto.  No se llega al texto para poder entenderlo, sino para poder apodar, si se pudiera decir, algo que no entra en la cosmovisión teológica del lector.

La otra forma ‘exótica’ de exegesis cuando esta se refiere a las lenguas, es I Cor. 13:10.  Para aquellos que niegan la vigencia de las lenguas el día de hoy, tomam lo “perfecto” como refiriéndose al cierre del canon.  Hay dos grandes problemas con esta perspectiva.  Primero, no se encuentra en todo el cuerpo de I o II de Corintios, a Pablo entreteniendo la posibilidad de crear un canon cristiano.  Segundo, y esto mas factible a la exegesis bíblica, es que la palabra “perfecto”, o “telos”, es usada dentro del cuerpo Paulino, como una palabra que apunta al final de las edades, y no como algo que esta por venir o completar, ósea, el cierre del canon.  Veamos, y hagamos así una exegesis propia del uso de la palabra “telos” dentro de I y II de Corintios, y luego en otras cartas Paulinas.

I Cor. 1:8 Él los mantendrá firmes hasta el fin, para que sean irreprochables en el día de nuestro Señor Jesucristo.

I Cor. 10:10 pero cuando llegue lo perfecto, lo imperfecto desaparecerá.

I Cor. 15:24 Entonces vendrá el fin, cuando él entregue el reino a Dios el Padre, luego de destruir todo dominio, autoridad y poder.

II Cor. 1:13 No estamos escribiéndoles nada que no puedan leer ni entender. Espero que comprenderán del todo,(acá, claramente es completo, ha opuesto al final)

II Cor. 11:15 Por eso no es de sorprenderse que sus servidores se disfracen de servidores de la justicia. Su fin corresponderá con lo que merecen sus acciones.

Por lo visto, dentro de la literatura de I y II de Corintios, solo en I Cor. 1:13 se aplica “telos” como complementar algo, mientras que en las demás citas, es algo escatológico.   Una sana exegesis nos demanda ver esta evidencia, y no saltar a conclusiones pre-concedidas.  Pero ahora pasemos a ver unas cuantas citas del uso de la palabra afuera del I y II Corintios.

Romanos 6:21 ¿Qué fruto cosechaban entonces? ¡Cosas que ahora los avergüenzan y que conducen a la muerte! (telos no es traducido, pero es usado gramaticalmente para demostrar el rumbo de algo, en este caso, la muerte. Ósea, el final)

Romanos 6:22 Pero ahora que han sido liberados del pecado y se han puesto al servicio de Dios, cosechan la santidad que conduce a la vida eterna.

Filipenses 3:19 Su destino es la destrucción, adoran al dios de sus propios deseos y se enorgullecen de lo que es su vergüenza. Sólo piensan en lo terrenal.

I Tes. 2:16 pues procuran impedir que prediquemos a los gentiles para que sean salvos. Así en todo lo que hacen llegan al colmo de su pecado. Pero el castigo de Dios vendrá sobre ellos con toda severidad. (otra ves, telos queda sin traducir, pero gramaticalmente se usa para apuntar al fin)

Concluyo, una exegesis bíblica, nos lleva a ver que el termino  “telos”, usado por Pablo, apunta casi exclusivamente al final de los tiempos. Dado al lenguaje de I Cor. 13, no se puede tener menor duda que la mejor manera de entender “lo perfecto” es a referirse a la segunda venida de Cristo, como lo hace en los otros pasajes citados, a excepción de II Cor. 1:13.

He querido comentar al respecto, pues hay muchos elogios en el Internet de ‘buena exegesis’, que no es mas bien comentar sobre el texto, sin en realidad indagar en el texto.  De esto, muchos cesionistas modernos, entre ellos Richard B. Gaffin de Westminster Theological Seminary, han tratado de corregir a muchos cesecionistas que sigen este metodo de su mala exegesis.  Esto lleva a los que mantienen dichas posiciones, a no hablar en lenguas, mas bien, en trabalenguas, pues no pueden decir lo que Pablo dice, mas bien, le imponen lo que ellos quiere que Pablo diga a su favor.  Eisegesis, lejos de ser exegesis.

Por lo visto, hay aun mucho trabajo que hacer de parte de estos eruditos.

Dios les bendiga, y que nos ilumine a todos en nuestro camino del conocimiento de su Palabra.