Los 10 más grandes descubrimientos en la arqueología Bíblica del 2021

509

En este blog, como en mi canal de Youtube, he enfatizado una y otra vez que la arqueología, lejos de ser una amenaza a la fe cristiana, es una de sus mejores aliados.

Como es de costumbre, la pagina de internet Bible Archeology Report ha publicado los 10 descubrimientos arqueológicos mas importantes del año, que esta ocasión fue el 2021. Quisiera compartirles los descubrimientos mencionados, que son de apoyo a la verificación de eventos y personas mencionadas en la biblia. Veamos entonces estos descubrimientos.

  1. Evidencia del terremoto de la época del rey Uzías descubierta en Jerusalén (agosto de 2021).

Aunque evidencia del terremoto mencionado en Amos 1:1 y Zacarias 14:5 se ha encontrado en otros lugares, como Hazor y Tell es-Safi/Gad, esta es la primera vez que se encuentran evidencias del “terremoto en los días de Uzías” en Jerusalén. El terremoto data del siglo 8 a.C. y la forma en que los artefactos encontrados están dañados, evidencian que cayeron o colapsaron. Esto prueba que los eventos narrados en los profetas menores son históricos.

  1. Inodoro de 2700 años descubierto en Jerusalén (octubre de 2021).

Este descubrimiento no es tan placentero que digamos, pero apunta a la importancia del edificio encontrado en Jerusalén, que data al siglo 7 a. C. Este inodoro privado, apunta a que Jerusalén tenia una importancia más allá de lo usual, contrario a lo que los críticos de las “ciencias bíblicas” alegan, que en esos tiempos, Jerusalén era simplemente una aldea.

  1. Evidencia de crucifixión Romana descubierta en el Reino Unido (diciembre de 2021).

Aunque esto data entre el siglo 3 y 4 AD, no obstante, demuestra como la práctica se seguía aplicando mucho después de la muerte de Jesús. Se puede apreciar el clavo en el hueso del pie de la víctima. El hallazgo más famoso fue desenterrado en Jerusalén en 1968 cuando se encontró en una tumba un osario (caja de huesos) del siglo I que contenía el esqueleto de una víctima crucificada. La víctima, llamada Jehohanen, también tenía un clavo incrustado en el hueso del talón, indicando que había sido crucificado.

  1. Tinte “Real Purpura” de la era Davídica encontrado en tela antigua (enero de 2021).

Las condiciones secas en Timna, donde se encontró la tela, dio lugar a que fuera fechada con carbono-14 hasta el 1000 a. C., aproximadamente la época del rey David. Este tinte púrpura, conocido en la Biblia hebrea como “argaman”, se menciona en numerosos pasajes y se asocia con el Tabernáculo (Éx 26:1; 27:16) y la realeza (Cantares 3:10; Est 1:6). Esto apunta a la artesanía de la época, y demuestra que la descripción que leemos en la Biblia es correcta.

  1. Inscripciones descubiertas en la “Iglesia de los Apóstoles” en El-Araj / Betsaida? (Octubre de 2021).

La importancia de este descubrimiento es porque se cree que esta iglesia fue construida sobre la casa del apóstol Pedro, cf. Mt. 8:14. Una de las inscripciones informa de la dedicación de la iglesia a un obispo y la renovación de esta, y la otra inscripción menciona al diacono que construyo el lugar. En la antigüedad, como en el día de hoy, los diáconos se hacen cargo del mantenimiento del edificio, mientras que los ancianos se preocupaban por el área espiritual de la iglesia. La iglesia había desaparecido después de un terremoto en el 749 AD.

  1. Estela del faraón Hophra descubierta en el campo del granjero (junio de 2021).

Un granjero que estaba cultivando su campo encontró recientemente una estela que nombra al faraón egipcio Wahibre (conocido como Hophra en hebreo, Apries en griego).  La Biblia registra que el rey Sedequías se rebeló contra el rey de Babilonia, Nabucodonosor (Ez 17:15), quien lo había colocado en el trono (2 Reyes 24:15-17), y se dirigió a Egipto en busca de ayuda. El ejército de Ofra marchó en ayuda de Sedequías y el ejército de Nabucodonosor se retiró de atacar Jerusalén (Jer. 37:5-8). Este Faraón es mencionado por nombre en Jeremias 44:30. Cabe señalar que la estela fue descubierta en Ismailia, Egipto, a solo 29 millas al sur de la antigua ciudad de Taphanhes, donde se había llevado a Jeremías (Jer.43:6-7) y desde donde hizo la profecía contra el faraón Ofra. (Jeremías 44:1).  Podemos apreciar, una ves más, que la Biblia esta tratando con personajes y eventos históricos, y no es un manojo de historias inventadas, como sus críticos dicen.

  1. Nuevos fragmentos descubiertos cerca del Mar Muerto (marzo de 2021).

Por primera vez en más de 60 años, se han encontrado fragmentos de un pergamino en una cueva en la región del Mar Muerto. El rollo contiene porciones del libro de los 12 profetas menores, incluido el texto de Zacarías y Nahum escrito principalmente en griego, con el nombre de Dios escrito en hebreo. Puede ser una parte faltante del pergamino de los Profetas Menores que fue descubierto en 1952. La importancia de este hallazgo, aparte de que encontramos fragmentos antiguos del AT, nos informa que una de las sectas mas conservadoras en los tiempos de Jesús, no tenían el problema de leer sus escrituras en Griego, con la excepción de mantener el nombre de Dios en hebreo. Podemos apreciar que la insistencia de los mesiánicos modernos, que solo se debe de usar el hebreo porque esa era la practica judía del tiempo del Segundo Templo, es una fantasía.

  1. El texto alfabético más antiguo de Israel descubierto en Laquis (abril de 2021).

En 2018, los arqueólogos que excavaban un asentamiento cananeo en Laquis desenterraron un fragmento de cerámica de 3500 años de un cuenco chipriota decorado que estaba inscrito con caracteres. En un artículo reciente en la revista Antiquity, el investigador Felexi Hoflmayer, analizó el texto y sugiere que es el alfabético más antiguo descubierto hasta ahora en Israel. Según el estudio, el ostracón de Laquis data de mediados del siglo XV a.C., basado en la estratigrafía y fue descubierto en un gran edificio que una vez fue parte de las fortificaciones de la Edad del Bronce Final en Laquis. ¿Qué tiene esto de importancia?  Es importante saber el alfabeto hebreo para poder descifrar los escritos que se encuentran en las excavaciones, y así entender el desarrollo de la lengua hebrea.

  1. Segunda sinagoga antigua descubierta en Magdala (diciembre de 2021).

La expansión de una carretera cerca de la antigua ciudad galilea de Magdala (ahora conocida como Migdal) ha llevado al descubrimiento de una antigua sinagoga. Esta es la segunda sinagoga que data del período del Segundo Templo que se ha descubierto en Magdala. La primera sinagoga fue descubierta en 2009 y era más grande y ornamentada que la estructura recientemente descubierta. La sinagoga recién descubierta tiene un salón principal con dos habitaciones laterales y está construida con basalto volcánico y piedra caliza. Seis pilares habrían sostenido el techo; se encontraron las bases de dos de estos. Las paredes estaban enlucidas y todavía tienen indicios de pinturas en ellas. Una pequeña habitación en el extremo sur del salón principal tenía un estante que pudo haber sido usado para almacenar los rollos de la Torá. La estructura fue fechada por la cristalería, la cerámica y las monedas que se desenterraron en su interior. Las dos sinagogas de Magdala estaban situadas a menos de 200 metros (700 pies) de distancia: la primera estaba en una zona industrial, la segunda en una calle residencial. Esta es la primera vez que se descubren dos sinagogas antiguas del período del Segundo Templo en la misma ciudad. Esto nos recuerda lo mencionado con respecto a Jesús, que visitaba las ciudades en cada pueblo y sus sinagogas, cf. Mt. 9:35.

  1. El nombre bíblico Jerobaal encontrado en tiestos de cerámica de la época de los jueces (julio de 2021).

En Khirbat er-Ra’I, cerca de la antigua ciudad de Laquis, se ha desenterrado un ostracón (un fragmento de cerámica con escritura) que lleva el nombre de Jerobaal. Jerobaal (“Que Baal contenga contra él”) fue el apodo que se le dio a Gedeón después de que destruyó el altar de Baal (Jueces 6:32). El ostracón data de los siglos XII-XI a.C. (es decir, la época de los Jueces) según la tipología y la datación por radiocarbono de muestras orgánicas tomadas de la misma capa arqueológica en la que se encontró. El nombre Jerobaal solo se usa para Gedeón en la Biblia, y este es el primer descubrimiento de él en un contexto arqueológico. Debido a la singularidad y rareza del nombre, algunos estudiosos creen que se trata de una referencia a Gideon. Aunque no podemos estar completamente seguros de que el nombre apunte al Jerobaal bíblico, esto si apunta que tal nombre era usado en la época en la cual el libro de los Jueces menciona.

Conclusión

Cada año, mas y más pruebas arqueológicas se encuentran que confirman la veracidad de la Biblia. Como ha dicho el Dr. Scott Strippling, “Después de 150 años de arqueología en Israel, se han establecido cientos de sincronismos [conexiones] entre la cultura material y el texto bíblico. A este punto, se necesita más fe para creer que la Biblia no es verdad que para creer que es verdad.”