¿Como escoger un seminario teologico para estudiar?

593

Una de las preguntas que mas a menudo me hacen es que si este u otro seminario es bueno para estudiar o no. Mi respuesta pareciera a veces pesada, pues usualmente que alguien me hace preguntas de cualquier índole, replico con otra pregunta, como ¿Qué crees tú? O ¿Por qué crees eso? O ¿Cómo lo ves tu? La razón de las preguntas no es por esquivar la pregunta original, pero es porque usualmente, cuando me hacen preguntas, yo no se absolutamente nada del que me hace la pregunta, por lo tanto, para dar una respuesta apropiada, necesito información del que la hace. Es por eso por lo que quisiera dar unas pautas para aquellos que estén interesados en estudiar teología, y específicamente, donde estudiar. La pregunta ¿Es bueno X seminario? Es irrelevante, ¡si el que pregunta no puede ni entrar a ese seminario!

Así que espero dar unas pautas para poder orientar a los interesados en tal noble búsqueda, para que así puedan poder encontrar aquellos que se ajuste de la mejor manera a sus aspiraciones, como también posibilidades.

1. Tener los suficientes estudios para entrar a un seminario o universidad.

Muy a menudo, se aspira a estudiar teología por haber leído un libro teológico, como la Teología Sistemática de Wayne Grudem, o un comentario bíblico como el de la carta a los Romanos por Douglas Moo publicado por CLIE. Menciono estos dos, pues son libros de nivel seminario, ósea, para aquellos que ya poseen un grado universitario o licenciatura, algo que muchos de los lectores de habla hispana no poseen. Los propios autores mencionados han escrito obras más sencillas en inglés, que son justo para aquellos que solo poseen un nivel de educación de secundaria. En el caso de Grudem, tal obra se conoce como Doctrina Bíblica: Enseñanzas esenciales de la fe cristiana publicado por Vida. En el caso de Moo, la versión mas introductoria en español de su monumental obra de Romanos es también publicada por Vida, esta es el Comentario bíblico con aplicación NVI Romanos: Del texto bíblico a una aplicación contemporánea. Estos dos últimos libros, son específicos para aquellos que no tienen un nivel de educación universitario, o están cursando dicho nivel. Estos son los textos que se usan, al menos en Estados Unidos, en aquellas universidades que preparan a los estudiantes para luego ingresar a un seminario. Se debe de tomar en cuenta, que, en el mundo de habla inglesa, como también en Europa, el estudio teológico viene siendo una segunda carrera que el estudiante esta tomando, luego de su estudio inicial universitario. Es por eso que ha sido la costumbre en Estados Unidos y otros países de habla inglesa y europeos, que los cursos teológicos donde se ven temas específicos son en la segunda maestría, más allá de la maestría de divinidades, o se puede tomar conjunta a esta, que por supuesto, tomaría mas tiempo al estudiante completar, en ves de 3 años, serian 5. El estudio teológico en Estados Unidos esta cambiando, haciendo mas accesible al estudiante que no posee una licenciatura, poder tener acceso a maestrías, sino fundamentales, básicas, como la que ofrece Gordon-Conwell, de Liderazgo Cristiano. Pero se debe de tomar en cuenta, que la facilidad a la accesibilidad es a costo a la educación previa que se esperaba del estudiante anteriormente. Un punto en contra de esto es que dichas maestrías no requieren el componente de lenguas, mientras que la Maestría de Divinidades, y aun acá en Australia, la Licenciatura de Teología, las requieren. Solo esto baja el nivel de educación, y ya he visto como muchos, al terminar dichas maestrías, quieren salir del área especifica que estudiaron, y dejan muy marcada su deficiencia en el área de estudios bíblicos.
Para finalizar, el interesado en estudiar teología debe de considerar que nivel educacional posee. Si no tienen ni secundaria, muchos seminarios ayudan a guiar el estudiante a completarla. Si no tienen licenciatura, pueda que igualmente el seminario los guie, si tienen una facultad pre-grado, o poder hacer una licenciatura en estudios bíblicos/teológicos. Si tienen una licenciatura de otra carrera, el estudiante ya tendría la disciplina y los requisitos académicos para entrar a cursar una Maestría en estudios teológicos, o en divinidades.  Así que mi consejo es, que el interesado se ubique donde esta en la balanza educacional. El hecho que haya leído la Teología Sistemática de Grudem, y la entienda, no quiere decir que tenga el nivel de educación y de disciplina académica. En el seminario, no se juzga al estudiante cuan bien lee, sino cuan bien escribe y crea ensayos determinados por la facultad. Es en los trabajos escritos es donde realmente se puede apreciar si el estudiante no solo puede entender, sino articular y aplicar lo esta leyendo.

Ver También aquí La exposición en video sobre Luteranismo y un enfoque histórico junto a José Villalobos

  • 2. Acreditación y Facultad.

He puesto estos dos juntos, pues la acreditación de una facultad de teología, o un seminario de teología, depende del numero de miembros de la facultad que posean grados avanzados o doctorados. Ejemplo, acá en Australia, como en Association of Theological Schools o ATS, se requiere por lo mínimo 6 miembros de la facultad tiempo completo y con doctorados para poder ser acreditados. Lo que se desea en este caso, es que el seminario o facultad universitaria tenga el reconocimiento del ministerio de educación nacional, pues eso al menos le garantiza al estudiante que el nivel educativo es en par a las universidades del país. Esto a veces no trabaja como se espera, como paso en Perú con la Universidad Seminario Evangélico de Lima, que después de una auditoria, se le denegó la acreditación. También esta el caso de The Master’s University/Seminary, liderada por John Macarthur, que fue puesta en probación por su agencia acreditadora por irregularidades académicas y financieras. Aunque las dos universidades interpretaron los hechos como ataques de las tinieblas, las agencias o ministerios de educación hacen auditorias para poder mantener el nivel académico deseable, como también asegurarle al estudiante que, al graduarse, su diploma es valido y en realidad representa que el estudiante tiene el mismo nivel de educación que lo tendrían otros estudiantes que son egresados de otras instituciones educativas, que también poseen el mismo grado.
Me gustaría decir finalmente, algo sobre la facultad. Muchos estudiantes desean estudiar una especialidad, y, por lo tanto, están dispuestos a moverse, en algunos casos aun de país, para estudiar bajo algún maestro de renombre. Por ejemplo, en Estados Unidos en el 2021, la mejor facultad de teología para estudiar el judaísmo del segundo templo esta en la universidad de Notre Dame, Indiana, donde enseña John Meier, autoridad mundial del Jesús histórico.  Acá en Australia, tengo la fortuna que mi supervisor de Maestría y tesis sea Michael Bird, autoridad mundial en el área del judaísmo del Segundo templo, y vivimos en la misma ciudad. Pero en el caso de que no vivan en la misma ciudad, o en el mismo país, hay oportunidades de aplicar y poder ser un estudiante a distancia en algunos casos. Esto es de preguntar al seminario que le interesa al estudiante. Pero en el caso que no se pueda viajar, o estudiar en el exterior, creo que es bueno buscar lo mejor disponible en el país o área donde el estudiante vive.
No me canso en enfatizar, el estudiante debe de asegurarse que el seminario este acreditado, y que la facultad tenga grados de reputables y acreditadas instituciones. Existen en la comunidad de habla hispana, muchos que se mofan de tener doctorados en teología o estudios bíblicos, pero al ver donde estudiaron, se puede comprobar que tales lugares, como los grados que expiden, son fraudulentos.

  • 3. Finanzas.

Muchos sueñan con estudiar teología, pero no toman el tiempo en ver el costo del estudio. He grabado un video donde menciono muchos seminarios y facultades teológicas, y menciono los costos. Lo pueden ver aquí. Muchos seminarios rebajan la cuota a estudiantes que son de pocos recursos, y han probado tener aptitud en sus estudios teológicos. Otros seminarios, como Kerigma, rebajan la cuota a lo mínimo para poder así darle la oportunidad a estudiantes interesados en estudiar teología, pero que no tienen $10,000 dólares al año para pagar sus estudios, poder tener una educación teológica razonable.
Algo si debo decir, el estudiar teología, como en cualquier otra área de consumismo, el pagar más significa mejores profesores, mejores facilidades, y mas prestigio. Esta en cada estudiante poder desarrollar su conocimiento teológico más allá del lugar de donde estudio teología/ciencias bíblicas.

  • 4. El factor denominacional/Confesional

Otro punto que no siempre se toma en cuenta al entrar a estudiar teología es, si el seminario/universidad al cual el estudiante ingresa, es uno que será reconocido por su denominación como aceptable para que el estudiante pueda ejercer tanto el ministerio cristiano como también en alguna capacidad de enseñanza dentro de la denominación. Para dar un ejemplo, yo estudie cuidado pastoral, consejería y otras materias ministeriales en mi doble grado de Licenciatura en teología y ministerio dentro del contexto anglicano. Al querer ejercer como pastor dentro de mi denominación bautista, me vi obligado a tomar las mismas materias, pero con el seminario bautista. No obstante, mi formación ministerial en otra realidad fuera de la que yo crecí, me ayudo a apreciar como el ministerio se practica en otras denominaciones.
Para aquellos que solo quieren formación educacional, y no se ven enseñando o ejerciendo un ministerio dentro de su denominación, tienen mas libertad de estudiar donde les plazca. Pero aquellos que desean servir y enseñar dentro de su propia denominación, aconsejo a hacer, al menos, su educación básica dentro de su contexto denominacional, y si desean seguir más adelante en sus estudios, entonces estudiar en instituciones que no sean de su misma denominación.

  • 5. La familia

Si se es soltero, sería bueno consultar con los padres de uno e informarles que desea estudiar teología. Usualmente esta carrera no atrae grandes ingresos, y los padres del estudiante querrán otra carrera para su hijo/hija que ofrezca más dividendos. Si este casado, el estudiante debe de recordar que su prioridad es de suplir su hogar con lo necesario. Como mencione anteriormente, el estudio teológico es carísimo, y se debe de tomar en cuenta si se puede estudiar y mantener una familia al mismo tiempo. Durante la época de mis estudios iniciales en teología, vivi en apartamentos subsidiados por el gobierno, pues mi ingreso de estudiante no daba para tener una buena vivienda con patio, garaje, jardín, etc. Mis hijas estaban pequeñas, aun no demandaban mucho dinero. Pero el dinero no es todo, el estudio de teología consume mucho el tiempo del estudiante, y si alguien tiene familia, no se puede dar el lujo de tomarse 3 años de vacaciones sin ponerle caso a la esposa, o esposo, e hijos. El balance entre el estudio y la familia debe de ser mantenido, sin dejar de tomar en cuenta que nuestro llamado como cristianos es primeramente a nuestra familia, y luego al estudio.

Espero que con estas 5 pautas que he ofrecido, el interesado en estudiar teología pueda hacerse su propio criterio si este u otro seminario le conviene, o si tiene el suficiente estudio para entrar a un seminario o universidad. De mas importancia, de nada sirve soñar si se puede ir a un seminario si no existen las finanzas de por medio para hacer tal cosa una realidad. También se debe de tomar en cuenta que se espera del estudio teológico/bíblico, si es mero conocimiento bíblico o preparación ministerial para servir dentro de la comunidad de fe a la que el estudiante pertenece. Y, sobre todo, que el estudio teológico, lejos de destruir la vida familiar del estudiante, lo ayude a crecer ministerialmente como también en conocimiento, para ser un mejor creyente en el lugar donde Dios lo ha puesto a servir a su prójimo.